Buenos días, Copenhague

Después de 38 horas de autocar, 5 controles policiales y unas 37 contracturas musculares, llego por fin a Copenhague a las seis de la mañana. Tengo el tiempo justo para dejar la mochila en consigna,  desayunar, ponerme al día con el correo y orientarme para poder llegar al Bella Center, donde se celebra la conferencia oficial. Lo que peor me sabe es que, con la noche imprevista en París, me he perdido las campanadas de la cumbre…

¡Por fin! Llegada a la estación central

Estaba tan dormida que me pareció una máquina de hamburguesas.

0 Responses to “Buenos días, Copenhague”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Categorías

Únete a otros 3 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: