Cuenta atrás

No sé que nos ha dado a todos con esto de ‘la cuenta atrás’ para Copenhague (‘the final countdown’, que cantarían los de Europe).

Si buscas en Google, encuentras la fórmula adaptada a todos los gustos: “Comienza la cuenta atrás oficial de 100 días hasta Copenhague”, “Estamos en plena cuenta atrás hacia el encuentro más importante de la historia de la humanidad” e incluso “La cuenta atrás de Copenhague cuenta con el patrocinio de Samsung”.

Y el reloj, claro, que nos va recordando cuántos días quedan para que comience la cumbre sobre el clima en la capital danesa (acabo de leer en algún sitio que se llama ‘cronómetro en retroceso’, lo cual no es un gran dato, pero no deja de ser un apunte terminológico para quien le interese).

Faltan 10 días, 20 minutos y 45 segundos para Copenhague; faltan 7 días, 6 minutos y 21 segundos para Copenhague; faltan (ahora mismo) 3 días, 13 minutos y 2 segundos para Copenhague.

Y así desde hace meses. La imagen del reloj y el tiqueteo se me ha clavado tanto que, por momentos, me imagino la inauguración de la conferencia como el espectáculo de las doce campanadas de fin de año.

Y sí, reconozco que la imagen tiene su impacto, pero me pregunto qué es exactamente lo que estamos esperando con tanta expectación. ¿De qué cuenta atrás estamos hablando? ¿De la cuenta atrás hacia otra gran farsa internacional en la que ya nos han advertido que no se van a tomar decisiones significativas? ¿La cuenta atrás hacia otra típica clase magistral de los países del Norte de cómo eludir tus responsabilidades y, además, salir beneficiado? ¿La cuenta atrás hacia una nueva arremetida contra los derechos de los pueblos que están ya sufriendo los efectos del cambio climático?

En fin, que quedan tres días para que comience la cumbre y aún no tengo muy claro cómo voy a llegar a Copenhague. Pero mientras acabo de decidir el plan de viaje y si debería llevarme o no unas cuantas uvas, me gustaría compartir esta fantástica herramienta (http://www.bahn.de/international/view/en/index.shtml) de los ferrocarriles alemanes para planificar los viajes en tren por toda Europa (no te permite reservar ni consultar precios, pero sí descubrir las posibles rutas).

Ésta es una imagen del cronómetro en cuestión (repito: es una imagen. Si crees que se mueve, es que llevas demasiadas horas delante de la pantalla).

1 Response to “Cuenta atrás”


  1. 1 Raquel 10 diciembre 2009 a las 12:16

    Olvida el dichoso reloj y aboga por el optimismo.
    Besos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Categorías

Únete a otros 3 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: