Algo huele a podrido en Dinamarca

(Disculpas por los dos días de ausencia, pero ha habido demasiada actividad como para sentarse a escribir.)

Hoy me he levantado con ganas de explicaros que estoy harta de leer cosas como “los agentes detuvieron (…) a cerca de 1.000 personas que se juntaron al final de la marcha con la intención de reventar la manifestación” (sobre la marcha del día 12 de diciembre, en que participaron 100.000 personas, en El País: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Detenidos/400/manifestantes/Copenhague/vandalismo/elpepisoc/20091213elpepisoc_5/Tes/) o “los antisistema asaltan la cumbre” (titular de Público sobre la acción Reclaim Power del 16 de diciembre: http://www.publico.es/ciencias/medioambiente/278427/antisistema/asaltan/cumbre).

Estoy harta de que los periodistas reproduzcan con puntos y comas los comunicados de prensa, de que nos quieran hacer creer que las opiniones de una persona con capucha son menos legítimas que las de una con corbata, de que padezcan de tal sesgo ideológico que traten cualquier voz crítica como producto de la ingenuidad o de la falta de inteligencia.

Estoy harta de que acusen a Evo Morales y Hugo Chávez de ‘[intentar] incendiar’ la cumbre y alaben a Al Gore, uno de los principales responsables de la introducción de los mecanismos de mercado en el Protocolo de Kyoto.

Estoy harta de que nos vendan el cuento de que, con la llegada de los ministros y jefes de Estado, las negociaciones ‘reciben un nuevo impulso’ y por fin comienza el trabajo. Perdonen: el trabajo comenzó hace meses. Hace años. Lo único nuevo que traen los ministros y presidentes en sus carteras son las auténticas herramientas de presión, las amenazas reales que se emplearán contra los que no estén dispuestos a pasar por el aro. Los ‘capos’ llegan, en realidad, a escribir por la fuerza el guión preconcebido que no han podido conseguir los negociadores.

Pero volviendo a la cuestión de las manifestaciones y para dejar un par de cosas claras:

Las casi mil personas detenidas el día 12 simplemente pasaban por la calle equivocada en el momento equivocado. La policía había decidido de antemano dónde bloquearía la manifestación y tenía todo el dispositivo preparado. Que hubiera un grupo de gente vestida de negro o con capuchas negras no es motivo suficiente para “detener de forma preventiva” a todos los que les rodean y, por supuesto, tampoco a esas personas sólo por su indumentaria. Tampoco lo es que diez o veinte o cincuenta de esas personas tiraran piedras o petardos. La policía tenía ganas de poner a pruebas sus nuevos poderes bajo la legislación danesa y sus nuevas herramientas de represión, y decidió hacerlo a lo grande. Vaya si lo hizo.

No he podido encontrar testimonios de detenidos aquel día en español, pero para quien pueda leerlo en inglés, aquí va el testimonio de un manifestante sueco publicado en The Guardian.

En cuanto a Reclaim Power y los ‘antisistema que buscaban asaltar la cumbre’ el día 16:

La acción pacífica buscaba, entre otras cosas, denunciar el proceso antidemocrático de las negociaciones, la ausencia de numerosas voces y las falsas soluciones basadas en el mercado, y reivindicar ‘justicia climática ya’ mediante la organización de una asamblea popular. Esos ‘antisistema’ son, en realidad, ‘antiestesistema’. Que la prensa se dedique a llenar portadas de los choques con la policía es un insulto y una muestra de desprecio hacia los centenares de miles de personas de toda clase y condición (encapuchadas y no) que abogan por la justicia y luchan realmente contra el cambio climático sobre el terreno.

La acción se dividió en varios bloques: un gran bloque ‘azul’, que formaba la marcha principal (y que estaba legalizada por la policía), un bloque ‘verde’ descentralizado (muchos de cuyos integrantes fueron ‘detenidos preventivamente’ ya en el punto de reunión), un bloque de bicicletas (muchas de las cuales confiscadas el día anterior) y un bloque ‘interno’ que salió desde el centro de convenciones hacia el exterior, con la idea de unirse a la marcha principal.

Y por si el ambiente no estaba ya bastante caldeado con el anuncio de la acción, ese mismo día los organizadores decidieron bloquear el acceso de observadores de determinados grupos al centro de convenciones donde se desarrollan las negociaciones oficiales (no me refiero al recorte de pases para delegados de los que hablaba el otro día en Más arrestos y más nervios, sino al bloqueo de grupos específicos). Entre ellos, estaban federaciones tan amplias como Amigos de la Tierra y Vía Campesina. Según la versión oficial, el edificio estaba al máximo de sus capacidades. Según la realidad, lo que se hizo fue censurar a grupos enteros.

Para quien tenga ganas y tiempo, aquí van unos vídeos que nos enseñan el verdadero rostro de esos maléficos ‘antisistema’ que buscaban ‘reventar’ la cumbre. No tienen subtítulos, pero no es que hagan mucha falta:

* Vídeo de The Guardian que resume la acción de Reclaim Power (9 minutos).

* Vídeo sobre la salida de los delegados como parte de la acción Reclaim Power (4 minutos).

* Fotos de The Guardian sobre la jornada.

* Vídeo de Democracy Now! sobre la prohibición de entrada al centro de convenciones.

* Vídeo de The Guardian que muestra la sentada de Amigos de la Tierra en el centro de convenciones (3 minutos).

* Vídeo colgado en YouTube por CYDCopenhagen sobre la represión de la policía (3 minutos).

* Vídeo colgado en YouTube por GristTV sobre la salida de los delegados del centro de convenciones (2 minutos).

Y ya para acabar, un par de artículos generales sobre la cuestión.

* Artículo de Naomi Klein sobre las acciones de la sociedad civil en torno a la cumbre del clima, traducido para Rebelión por Andrés Prado: Ni siquiera vosotros podéis controlar esta cumbre.

* Artículo de Amy Goodman, de Democracy Now, sobre la cumbre, publicado en Rebelión: La cumbre de Copenhague sobre el clima o “El traje nuevo del emperador”.

¡Que los disfrutéis!

(Y una buena recopilación de más vídeos y fotos en la página web de Climate Justice Action.)

About these ads

0 Responses to “Algo huele a podrido en Dinamarca”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Categorías

Lo más leído

Únete a otros 3 seguidores


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: