La marea en las calles

"La sed de beneficios está acabando con el planeta."

En la tarde de ayer, sábado 12, miles de personas se dieron cita en la plaza del Parlamento danés, donde se leyeron varias declaraciones antes de iniciar una marcha hacia el Bella Center, donde se celebran las negociaciones oficiales. Según la organización, en el evento participaron entre 50 y 100.000 personas.

Un éxito de convocatoria que reunió a gente de todas las edades y organizaciones –desde grupos ecologistas a sindicatos, pasando por organizaciones de mujeres y campesinos– en una manifestación festiva.

Entre las consignas, “No hay un planeta B”, “Justicia ambiental ya” y “Cambiemos las políticas, no el clima”. Si algo dejó claro el encuentro es que la gente ya no se traga eso de que el cambio climático es un fenómeno inevitable, para el que debemos prepararnos pero contra lo que no se puede luchar. El cambio climático no es una mera cuestión ecológica, sino que es, fundamentalmente, una cuestión política y de justicia.

La policía siempre agradece que le echen una mano.

La marcha terminó en las puertas del Bella Center, aunque no todos pudimos llegar allí, ya que la policía comenzó a bloquear todos los accesos que llevan al centro de convenciones para romper la manifestación. Como ya se ha visto en todos los medios, la cosa terminó con casi mil personas (mil, que se dice pronto) detenidas, muchas de ellas en virtud de un paquete de nuevas leyes aprobadas recientemente en Dinamarca con miras a la cumbre. La nueva legislación permite, entre otras cosas, detener a alguien si se tiene la sospecha de que va a cometer un delito.

La mayoría de los detenidos fueron liberados tras unas horas, durante las que los mantuvieron a la intemperie (a dos grados de temperatura), sin posibilidad de ir al baño, comer o recibir atención médica y con las manos atadas a la espalda.

Las grandes corporaciones están, como vemos, encantadas.

Un compañero danés nos comentaba hoy que se sentía avergonzado por el episodio y que “seguramente los policías estaban más asustados que los manifestantes. Muchos vienen de otras ciudades y no están acostumbrados a este tipo de protestas, así que se les fue la mano”.

(Kaos en la red publica hoy un buen artículo, escrito por César Jerez, sobre lo sucedido).

Sea como sea, la marcha fue sólo un preludio de que se avecina en los próximos días, para los que hay previsto mucho movimiento: acción ‘No borders’ y a favor de las reparaciones por la deuda climática para el 14, día de acción agrícola para el 15 y, sobre todo, ‘Reclaim the Power’, una acción con la que se intentará tomar el Bella Center para organizar en él una asamblea popular, para el 16.

(En la página web de Climate Justice Action se encuentran las últimas noticias sobre todas estas acciones en inglés.)

La estatua de la libertad dispara humo...

¡Justicia climática ya!

About these ads

0 Responses to “La marea en las calles”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Categorías

Lo más leído

Únete a otros 3 seguidores


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: